Loading...

ESTE NIÑO NACIÓ CON 2 CARAS Y GENTE DESCONOCIDA PEDÍA QUE LO ‘SACRIFICASEN’. 13 AÑOS MÁS TARDE DEJA ASOMBRADOS A TODOS

3

Cuando Tres Johnson nació, los médicos no le daban ninguna posibilidad de sobrevivir.

El pequeño llegó al mundo con una enfermedad extremadamente rara de la que él es el único superviviente. Ahora su madre cuenta su a la vez polémica e inspiradora historia.

Brandy y Joshua Johnson, de Missouri, Estados Unidos, esperaban ilusionados la llegada de su tercer hijo al mundo, al que, apropiadamente, llamarían Tres.

Pero, a pesar de que ya estaban preparados para recibir a un hijo con una apariencia diferente a la del resto, su aspecto y el mensaje de los médicos los dejó devastados.

1

Tres nació con una duplicación craneofacial que le deformaba por completo la cara, con los ojos separados que hacen que tenga una visión periférica, y con los orificios nasales divididos de una forma que parece que tenga dos caras.

Solo había 36 casos conocidos como el suyo hasta el momento, ninguno de los cuales había sobrevivido; de ahí que los médicos no le dieran ningún tipo de esperanza a sus padres.

La deformidad del cráneo hacía presión en el cerebro de Tres, lo cual también dañaría su capacidad cognitiva. El pequeño no podría aprender a hablar ni a andar correctamente por sí solo, según predecían los médicos.

Pero sus padres sabían que si los médicos ya se habían equivocado al vaticinar que Tres no sobreviviría, también podrían equivocarse en esto.

Pero no todo el mundo compartía la misma visión que Brandy y Joshua. Muchos desconocidos le decían sin complejos que deberían “sacrificar” a su hijo porque el pequeño no merecía vivir con tal deformidad.

Sin embargo, los padres hacían oídos sordos a las críticas de esos desalmados.

2

Según iban pasando los años, se descubrió que Tres también era epiléptico. En el peor de los momentos llegaba a sufrir 400 ataques al día, y los médicos no tenían ninguna solución para él.

Sus padres investigaron por su cuenta para encontrar cómo tratar a Tres, y encontraron algo que cambiaría la vida del pequeño: ¡aceite de cannabis!

Gracias al uso de este aceite, la salud del pequeño mejoró a pasos agigantados. Su madre cuenta: “Hace 4 años, los médicos nos dijeron que no había nada que pudiéramos hacer por él.

Pero tras la primera semana usando Cannabidiol, sus ataques epilépticos pasaron de 400 a 40 al día. Está mejorando cognitivamente, cada vez está más fuerte y es más listo. Usar aceite de cannabis es la mejor decisión que hemos tomado”.

4

Y, a pesar de las oscuras predicciones de los médicos ¡ahora acaba de cumplir 13 años! “Nos dijeron muchas veces que no sobreviviría”, cuenta Brandy, “pero ignoramos las predicciones y seguimos adelante día tras día.

Alcanzar los 13 años es muy increíble, no hemos hecho más que luchar por sobrevivir durante este tiempo”.

“Mucha gente piensa que lo que le pasa a nuestro hijo es una tragedia”, continúa la madre, “pero antes pensaba que mi hijo iba a morir y aquí sigue con nosotros, que es todo lo que me importa. Mi objetivo es asegurarme de que sepa que lo queremos mucho, viva el tiempo que viva”.

5

La familia tiene una página de GoFundMe donde aceptan donaciones. Es inspirador ver cómo Brandy, Joshua y Tres no se rinden y siguen disfrutando al máximo de su vida en familia junto a su hijo, a pesar de las obvias dificultades.

¡Desde aquí les mandamos nuestro cariño y apoyo para que todo siga yendo a mejor durante muchos años más!

Fuente Rincon Viral

Loading...
Facebook