Loading...

Tratamiento casero para uñas enterradas. Adiós, dolor

1

Todo el que haya tenido una uña enterrada sabe que esta rápidamente se vuelve muy dolorosa y desagradable. El término médico es unguis incarnatus (uña encarnada)y si no se cura a tiempo puede convertirse en algo más que una molestia.

Las uñas enterradas no se curan por sí solas, y si el área afectada sufre una infección, podría ser necesaria una intervención quirúrgica. Por esta razón, debes preparate previamente para que esto no suceda. Pero para empezar, ¿cómo se forman las uñas enterradas?

En primer lugar, es importante saber que cualquier dedo del pie o de la mano puede resultar afectado. Sin embargo, lo más frecuente es que suceda en el dedo gordo del pie. Si bien los factores genéticos juegan un papel importante, a menudo hay otras razones que causan las uñas enterradas; entre las cuales, se encuentran las siguientes:

Calzado poco adecuado.

Los zapatos que aprietan demasiado o que no se ajustan correctamente pueden ser una molestia para los dedos. La orilla de la uña puede enterrarse bajo la piel y crecer en dirección incorrecta.

Cuidado deficiente de las uñas.

A diferencia de las uñas de los dedos, las uñas de los pies no deben cortarse en forma de óvalo, más bien de forma recta. De otra forma, pueden ser empujadas hacia abajo de la piel y empezar a crecer allí.

Lesiones.

Las lesiones también pueden ser una causa del enterramiento de uñas. Si por un tropiezo accidental la uña queda presionada hacia abajo, la piel de la uña se juntará con esta, lo que provocará que crezcan juntas de forma incorrecta.

Diabetes.

2

Los diabéticas que tengan uñas enterradas deben consultar siempre al médico. Incluso las heridas pequeñas pueden causar grandes problemas. Por esto es importante cuidar constantemente las uñas y ser especialmente cautelosos. Debido a que las personas con diabetes suelen tener menos sensibilidad en los pies, deben buscar ayuda profesional periódicamente.

¿Cómo reconocer una uña enterrada?

“Afortunadamente” es muy difícil ignorar las uñas enterradas, a menos que se padezca alguna enfermedad como la diabetes, que reduce la sensibilidad de los pies. Las uñas enterradas presentan las siguientes características:

  • Dolor en el lecho ungueal (donde crece la uña normalmente).
  • Dedo rojo e inflamado.
  • Cuando el área está infectada y tiene pus y algunas veces, sangre.

Si tienes alguno de estos síntomas y una uña enterrada, por suerte, hay algunas cosas que puedes hacer en casa, siempre y cuando el problema no esté muy avanzado.

3

Tratamiento para las uñas enterradas

Con este tratamiento puedes curar las uñas enterradas por ti mismo. Ten cuidado y si tienes preguntas, no dudes en consultar al médico.

1. Sumerge los pies en agua.

4

El baño de pies es una parte importante del tratamiento, ya que ablanda y suaviza la piel. Sumergir los pies en agua con cierta frecuencia puede tener un efecto preventivo. Los baños de pies de veinte minutos, dos o cuatro veces a la semana, son ideales para mantener tus pies sanos. Usa agua tibia o caliente.

Si usas sales de Epsom (sales de magnesio), la piel se reblandecerá aun más y resultará más fácil tratar la uña. Una vez que tus pies estén suaves y relucientes, están listos para el tratamiento.

2. Toma un algodón.

Toma un poco de algodón y enróllalo con los dedos hasta obtener un cilindro delgado. Ahora coloca el algodón con mucho cuidado entre la uña y la piel.

5

Si resulta demasiado doloroso, interrumpe el tratamiento y consulta al médico. Normalmente, deberías sentir menos presión, ya que la uña no seguirá oprimiendo la piel. Deja el algodón entre la piel y la uña para que esta pueda crecer sola hacia afuera. Reemplaza el algodón en tu siguiente baño de pies.

3. Otros remedios útiles para aliviar el dolor.

Existen otros tratamientos que te ayudarán a curar y mitigar los síntomas mientras tus pies se recuperan. Estos incluyen:

Vinagre de manzana

Moja un bastocito de algodón con vinagre de manzana y aplícalo sobre el área afectada. Lo mejor es hacer esto varias veces al día. El vinagre de manzana nutre la piel y ayuda a prevenir infecciones.

Aceite de eucalipto

Una pequeña dosis de aceite de eucalipto contribuye a mitigar el dolor y a evitar infecciones.

Una rodaja de limón

Corta una rodaja de limón y frótala suavemente sobre el área afectada. El limón es especialmente bueno si el dedo ya tiene una infección. En ese caso debes colocar una venda alrededor del dedo y dejarla toda la noche. El ácido del limón ayuda a combatir la infección.

6

En general, debes ser muy cuidadoso con tus pies durante el tiempo del tratamiento. Lo mejor es caminar descalzo, usar zapatos abiertos y tener cuidado de que el dedo no te tropiece con nada. Incluso tras el periodo de recuperación, debes usar zapatos cómodos y cortarte siempre las uñas de forma recta. Definitivamente, tus pies te lo agradecerán.

Sin embargo, si los problemas continúan o empeoran, debes consultarlo con un médico. Pero la mayoría de las uñas enterradas pueden tratarse adecuadamente con este método. ¡Y tus pies quedarán muy felices!

Fuente: La que Mueve

Loading...
Facebook