Se operó para cumplir los deseos de su esposa en la cama. Termino sin mujer y con una experiencia épica.

a

Carlos era un hombre que no había tenido mucha suerte en lo que a experiencias sexuales se refería. Por un problema de la infancia, el pobre no era capaz de mantener relaciones con normalidad. Cuando se enamoró de Josefina, nunca permitió que tuvieran intimidad por miedo a que notara su problema. Pero un día, cansada de que solo se dieran unos cuantos besos sin llegar a más, tuvo que contarle que padecía de disfunción eréctil.

Decepcionada, Josefina le comentó que lo mejor sería que se operara. El problema comenzó cuando ella, indiscreta, ventiló la situación con sus amigas que eran bastante chismosas.

Una noche, cuando Carlos regresó de su trabajo a casa, se encontró con ellas en casa. Entre todas había una chica a la que no había visto antes, que se presentó como Sarita.

—Josefina nos comentó tu problemita —le dijo ella con coquetería—, me encantan los secretos. Si me cuentas todo, prometo darte la mejor noche de tu vida.

Carlos, enojado con su novia por contar su problema, aceptó y fueron a un motel donde le reveló el origen de su disfunción. Un perro lo había mordido en la entrepierna cuando era pequeño. Aunque trataron por todos los medios de mantener relaciones, fue inútil. Sarita le aconsejó también que se operara y le hizo prometer que, en cuanto lo hiciera, la llamaría para que estrenaran a “su amiguito”.

Cuando se dirigió al hospital para la operación, se encontró con Scarlet, una preciosa doctora de cabello rojo que se encargaría de la cirugía. Luego de la anestesia, todo fue negro para él.

Al despertar, Carlos no podía creer lo grande que era su amiguito. Menos aun lo que le dijo Scarlet:

Debo probarlo para ver que funcione como debe.

Se dirigieron a un motel y por segunda vez, le fue infiel a su novia. Pero no contaba con que Josefina apareciera allí, después de haberlo seguido. En lugar de molestarse, la chica se unió a ellos y tuvieron una experiencia increíble.

Al día siguiente, Sarita lo llamó molesta para reclamarle por no haberla ido a ver inmediatamente después de la operación. Le contó a Josefina que habia tenido una aventura y ella lo echó de la casa. Sarita tampoco quiso saber de él, a pesar de que tuviera un nuevo miembro funcional. A Scarlet por otra parte, no la volvió a ver desde que se mudó fuera del país.

Carlos se quedó sin las tres, pero esa noche nunca se le olvidará.

Fuente: Exola

Loading...
Facebook